Recomendaciones del informe de la comisión de encuesta OIT

La configuración del dialogo social en Venezuela, día tras día, se complica y se disminuye. Al término del lapso señalado del 1ro de septiembre 2020 por la Comisión de Encuesta de la OIT, (CE-OIT) claramente, formuló y solicitó acatar unas series de recomendaciones, a favor de las relaciones laborales, pero es poco lo que el gobierno de Maduro ha hecho en su cumplimiento, y a favor de generar un clima de paz laboral y de respeto a los actores laborales.

El informe de CE-OIT, este es único en su contenido y estilo para el país, en los cien años de la OIT. Sabiamente, señaló el propósito del instrumento, denominándolo: “Por la reconciliación nacional y la justicia social en la República Bolivariana de Venezuela”.

Ante esto, desde lo microsocial los trabajadores y sus representaciones, vemos lejos ese propósito, impera y se acrecienta desde el aparato gubernamental la imposición de condiciones laborales, el desconocimiento de los actores laborales, incumplimiento de los principios laborales de “progresividad, igualdad, no discriminación”, amenazas, estigmatización y represalia a los actores disidente y de pensamiento libre que rete al régimen. Es decir, la desconstrucción de modelo libre, democrático y de justica social previsto en la constitución.

Es de resaltar, que la CE-OIT genero cuatro ejes en sus recomendaciones, para ser cumplida al término del 1ro de septiembre de 2020, entre esta resalta: 1) Cese de las violaciones y persecuciones; 2) Pleno respeto de la autonomía sindical; 3) Dialogo tripartito; y 4) Mesas de diálogo social. En estos, se recogen planteamientos cumplidos y otros incumplidos.

Favorecidos con los planteamientos de la comisión se conoce que la Alianza Sindical Independiente (ASI), conquisto su boleta sindical por parte del Ministerio del Poder Popular para el Trabajo, colocándose en las pocas centrales de trabajadores vigentes; esto producto a las exigencias de la CE-OIT. Referido a libertades, el líder Rubén González (dirigente de Ferrominera) fue dado en libertad, en días pasado por una medida de indulto presidencial, motivado está a presiones políticas, en todo caso se demuestra que, la prisión de este es derivada a temas de represión de naturaleza política.

Incumplimientos de las recomendaciones OIT

La lista de incumplimientos es larga, resaltando el desconociendo de la recomendaciones y argumentos del máximo órgano de representación OIT. El Estado por vía del gobierno mantiene en incumplimiento: el “cese inmediato de todos los actos de violencia, amenazas, persecución, estigmatización, intimidación u otra forma de agresión a personas”; incumplimiento de la libertad de Rodney Álvarez (Dirigente de Sintraferrominera)”; “adopción de las medidas necesarias para asegurar el Estado de derecho, en particular la independencia en relación con el Poder Ejecutivo de los órganos de los demás poderes del Estado”; “medidas necesarias para asegurar el pleno respeto de la autonomía de las organizaciones de empleadores y de trabajadores, en particular con relación al Gobierno o a partidos políticos”; y “la eliminación de la figura de la mora electoral y la reforma de las normas y procedimientos de elecciones sindicales, de manera que la intervención del CNE sea verdaderamente facultativa, no suponga un mecanismo de injerencia en la vida de las organizaciones, se garantice la preeminencia de la autonomía sindical en los procesos electorales”.

De lo citado, se desprende situaciones puntuales, concretas y públicas, que demuestra la no intención de apostar por una salida a la crisis, decenas de trabajadores en el lapso de este informe se le apertura procedimientos judiciales y administrativos, destacan periodistas, enfermeros, médicos, entre otros.

En el mismo lapso, no existe voluntad de promover, estimular y ejecutar acuerdos por las vías legales, la discusión de las convenciones desapareció, el reconocimiento de actores distintos al gobierno no existe, el centralismo de acrecentó. En términos, de resolución de los conflictos y diferencias por las vías electores están inhabilitadas por la desconfianza y abuso del aparato gubernamental; siendo esta crisis socio política estructural que permea al sistema laboral y todos sus ámbitos.

La pandemia y el informe de la comisión de encuesta

Se conoce, que el abordaje de progreso del informe se encuentra en un suspenso por la pandemia, se aspira que los órganos e instancias de la OIT, retomen los efectos y consecuencias de los planteamientos señalados. Es así, que se aspira prórrogas, y profundidad de los temas señalados en el informe, entre esto resultas de las mesas, promoción de libertades, indemnizaciones, investigaciones, entre otras situaciones.

Por último, en el ínterin de este proceso han aparecido esfuerzo para la recuperación del sistema productivo y laboral, acuerdos “bipartito entre Empresarios y Organizaciones de Trabajadores”, reuniones, consensos, entre tantos otros incentivos. Desde lo interno también nace una autocrítica, sobre la inoculación partidista, de extrema fragmentación laboral; por ello, el llamado a la unión de las fuerzas laborales democráticas, con ello, apalancar el anhelado cambio de un verdadero sistema productivo de progreso y bienestar para todos.

Julio A. Garcia C.